42º CRONICA DE CARRERA

101 KMS LA LEGIÓN (RONDA)

Bueno, bueno, bueno, llevo desde los 12 años corriendo, han sido casi 27 años corriendo por toda la geografía española, he visto multitud de escenarios que han merecido mucho la pena a nivel de esfuerzo y superación pero lo que quiero dejar aquí hoy reflejado pienso ahora mismo que con palabras es casi imposible de describir, a pesar de todo lo voy a intentar, todavía estoy en una nube después de lo acontecido en esta carrera. INCREÍBLE.
Momento de la salida.

Aunque esta ha sido mi sexta vez que cruzo la linea de meta, iba a ser un día complicado sobre todo por el tema de mi desafío, era mi ultimo cartucho para ver las sensaciones que tenía superando las 10 horas corriendo.

Los 14 integrantes del Club Atletismo Palaciego.
Me saltaré todos los preambulos que hubo antes de iniciar la carrera, como nuestra piña gritando lo de la garra, y los tres vivas de los legionarios que te ponen los vellos de punta nada más estar allí y los nervios que se pasan antes de salir.

Bueno, comenzamos la carrera y durante los primeros metros ya nos cruzamos con compañeros de otros lugares y que hemos coincidido en otras batallas, como el amigo Javier de Morón o el amigo José de Dos Hermanas, ambos su primer 101, despedidas de los acompañantes y pronto empezamos a correr por esas calles de Ronda, sobre 3000 corredores por sus calles, una pasada, una sensación inexplicable.

vamos esos toreros, tricicles, senderistas.......
Pronto la carrera nos va poniendo cada uno en su sitio, los compañeros Caballero, Faustino Gonzavez, Fran Cosario, Duran, Ramón y Vicente se van un poco hacia delante, ellos van a otro ritmo y nosotros tenemos que ir más despacio, entre nuestro grupo vamos Jero, Dani, Peseta, Tonono, Benito y yo, aunque Jero y Dani corren más que nosotros deciden ir los primeros kms con nosotros, por detrás van Antonio Tejero (este tio tiene las pelotas como un toro) y Manuel el del Managua que con su talega repleta de bocadillos y demás enseres parece que se va de camping.

Justo 14 integrantes del Club Atletismo Palaciego, todo un récord para este tipo de pruebas, nos disponemos a compartir una de las mayores satisfacciones deportivas que no es otra que cruzar esa linea de meta de Ronda, dando igual el tiempo que se haga pero cruzarla.

Pasamos el primer avituallamiento, sobre el km 4,5, y todavia estamos los 6 juntos, el calor promete machacarnos pero llevamos toda la semana preparados para ello y no le tenemos miedo, automaticamente viene la primera gran cuesta, un reguero de corredores por delante pero por detras es impresionante la gente que viene, es el momento de la despedida de Jero y Dani que se van hacia delante así que con abrazos y palabras de ánimos como si de un gran viaje se tratara comienzan su marcha particular hacia delante.

Ya el grupo se nos queda en 4, comandados por Benito Vela y me voy a incluir yo también ya que somos los que más experiencia tenemos y por los dos novatos peseta y tonono dispuestos a respetar todos los consejos que les podemos transmitir.

Quiero hacer un inciso y hablar un poco del Maestro Benito Vela, correr a su lado en este tipo de carreras me transmite una paz y una seguridad increible, puede ser porque en mis dos primeros 101 hace ya 14 años, estuvo siempre velando por mi seguridad y eso él sabe que se lo agradeceré siempre. Este año para él era muy especial su máxima ilusión, cruzar esa meta, es un cientunero como la copa de un pino, vive esta carrera durante todo el año, muchos dirán que esta loco, pero que locura más bonita.

Pronto pasamos el km 10, vamos muy bien, parando cuando el maestro lo indica y corriendo cuando se puede, se nos une un compañero de Malaga, Ricardo, también es su primer 101, y estará gran parte del recorrido junto a nosotros. Van pasando los kms y nos cruzamos con otra palaciega Oliva, esta si es una ultrafondista increible, sale muy tranquila pero termina como un rayo y con unos tiempos sensacionales, nos acompaña un ratito y continua su camino, también nos cruzamos con Maria del Mar y Yolanda que van un poco rápidas, quieren hacer entre 14 y 16 horas. (ufffff, queda mucha carrera y su valentía las honra)

Aunque el calor aprieta, casi sin darnos cuenta vamos llegando al Circuito Ascari, vamos sobre el km 22, nuestro ritmo es inmejorable, nos cruzamos con Marisa Pulida ultrafondista de Dos Hermanas, iba como un tiro seguro que iba a hacer una gran carrera. Nosotros no abusamos mucho y vamos controlando perfectamente, poco a poco ese sol va perdiendo las fuerzas con las que nos quería atacar y nosotros vamos subiendo de moral.

Nos acercamos a un punto estratégico de la carrera, tenemos el pueblo de Arriate a vista de pájaro, sobre el km 30, vamos juntos Benito, Ricardo y yo y un poco más adelante van Peseta y tonono que se han adelantado un poco, miro el rostro de Benito, se le ve bien, parece que va seguro, vamos bajando y llevamos buen ritmo, estamos a punto de empezar a subir la "cuesta de los cochinos", me llega a decir que espera llegar a Alcalá del Valle con suficientes fuerzas para afrontar la segunda parte, yo por dentro confío y mucho en que así sea, pero llega lo inevitable sobre el km 35 justo a la salida de Arriate y donde empieza esa cuesta, Benito se derrumba, apoyado en sus bastones apenas tiene fuerzas para llamarme y cuando me doy la vuelta y miro su cara ya sé que no va a continuar, sus piernas piden clemencia, sus pulmones apenas cogen el oxígeno necesario para afrontar este reto, allí estamos los tres compañeros animándolo como podemos pero hacía ya algunos kms que habia arrojado la toalla y sabiendo como se encuentra uno en esa situación le vamos quitando importancia al asunto, decidimos ir hacia delante dejándolo en esa cola del avituallamiento a ver si solo podía reponerse y continuar. Benito esos 35 kms compartidos para mi han sido todo un lujazo compartirlos contigo y el año que viene volveremos a compartirlos, no lo dudes.

En este avituallamiento perdimos también a Ricardo, y bueno solo quedamos 3. Peseta, Tonono y yo empezamos a subir esa cuesta, Las carreras a veces son injustas, me sentía mal, no compartir esta carrera con mi amigo y maestro me estaba matando, ya no quería ni grabar con la cámara, a punto estuve de volverme y de intentar animarle, pero las cosas a veces pasan como uno no quiere, así que con el permiso del Maestro Benito fuera de carrera, quizás cogí yo el mando de nuestra expedición y con los ánimos que me dieron mis dos compañeros, pronto comencé a encontrarme mucho mejor, ahora había que dedicarle esa entrada en meta al Maestro.

primeros compases de carrera.
Terminamos de subir esa cuesta y cuando nos dimos cuenta ya estábamos sobre el km 46, habíamos corrido bastante y Tonono mostró por primera síntomas de debilidad, era demasiado pronto para eso, quedaba mucha carrera por delante y lo más duro estaba por venir. Vamos tonono que tenemos a 5 kms el pueblo de Alcalá del Valle y a partir de ahí empezamos a restar. Además en ese pueblo estaban las mejores personas que te puedes encontrar para conseguir un poco de aliento. Carmen Mari y Canga nos esperaban con una cocacola fresquita dándonos muchísimos ánimos.

Allí hablando nos informan que los de cabeza de nuestro grupo van sobre 30´ por delante y a 15´ han pasado Jero y Dani y entre los dos grupos van Vicente y Ramón. Para llevar casi 51 kms no vamos mal de tiempo y eso anima también, llevamos a nuestros compañeros cerca y ellos si que corren rápido.

sobre el km 30 acompañando al maestro Benito Vela.
Dejamos atrás Alcalá del Valle, ahora las piernas parecen que comienzan a ir pasando factura, Peseta marca la pauta a seguir cuando paramos diciendo "pies al suelo" quiere decir que teniamos que andar y yo voy marcando a la hora de salir corriendo, diciendo " vamos arrancamos poco a poco, pasitos cortos y buena respiración", esas frases se repitieron mucho a partir de ese momento. Yo cada vez que decía eso miraba de reojo al compañero tonono que iba bastante tocado y todavia hoy no comprendo como el tio agachaba la cabeza dura esa que tiene y como si se tratase de un soldado raso, a mis ordenes y sin rechistar ahí que arrancaba el tio y pa lante, increible no lo entiendo y del compañero peseta mejor no digo nada, yo ya no le echaba cuenta y como se suele decir "ese ya escribe solo". Dos grandes y yo en en centro en busca del km 59 en Setenil de las Bodegas, llegamos rapidísimos ibamos volando.

Este punto fue crucial para tonono ya que después de avituallarnos se sentó en el suelo mientras peseta iba a buscar su mochila y el tio me engañó dijo que estaba estirando. Pasó un cuarto de hora, yo iba y venia, hablaba con nuestro equipo de apoyo, esperaba a peseta, cuando de repente miro a tonono y no estaba estirando, estaba "espatarrao" como solemos decir aqui, mirando al cielo y casi con la mirada perdida.... Rapidamente y como un resorte mi cabeza me recordó lo que pasé yo hace 14 años, estaba igual, esto había que solucionarlo.

Tonono eres un niño en un cuerpo de hombre, no me explico como me acerqué a ti, te lancé esa mano salvadora y te puse en pie y tu sin mediar palabras te pusiste a mi disposición, rápidamente le dije a Carmen Mari, que nos íbamos hacia delante que cuando el peseta recogiera la mochila ya nos alcanzaría.

Comenzamos a subir esas cuestas y a estas alturas ya si que pesaban y estuvimos andando bastante tiempo hasta que por detras nos alcanzó el incombustible peseta. Este es un portento de la naturaleza no me cansaré de decirlo.

Nos estábamos acercando al km 70 cuando de repente noto una ampolla en mi pie izquierdo, (me llegaron los recuerdos de los 100 kms de merida), no quería volver a pasar por ese calvario, así que le dije a tonono que me iba a cambiar de calcetines y limpiarme bien los pies, que siguieran hacia delante y que los 7 kms que quedaban hasta el cuartel que los hicieran corriendo que yo los alcanzará más tarde.

Estuve más tiempo de la cuenta cambiándome  pero cuando lo hice ya estaba preparado para lo que se nos venía encima, así que llegué arriba y me tiré hacia abajo como alma que lleva el diablo, esperando coger rápidamente a los dos titanes, ¿o no?, a veces hay que dejar que se le suba el autoestima al personal y estoy convencido de que ellos al verse delante y sabiendo que yo iba por detrás seguramente les ayudó bastante y tan convencido estoy de ello que se que volaron hasta el cuartel puesto que no los cogí hasta prácticamente el mismo avituallamiento, donde también coincidimos con Erica, otra palaciega que iba muy, muy bien que haría buena parte del recorrido con nosotros.

Bueno pues estábamos en el cuartel, este si que es un punto estratégico para el desarrollo final de la carrera, por mi experiencia en las otras cinco ediciones que he participado siempre he parado a comer y cuando he vuelto a correr ya cambia todo, el cuerpo no es el mismo, tienes mas frío, te dan ganas de retirarte, yo durante el camino les repetí muchas veces que si llegábamos al cuartel, una cocacola y pa lante, no habia que quedarse ahí salvo si tubiéramos problemas más serios, y así lo hicieron nos tomamos el refresco y nos fuimos como alma que lleva el diablo, pero antes de esto justo al entrar nos encontramos con dos compañeros Jero y Dani, que iban un poco cansados y que iban a parar para comer algo, además nos enteramos que uno de los nuestros estaba siendo atendido por los servicios médicos, fue en ese momento un mazazo para nosotros pero nos dijeron que estaba controlado.

Bueno pues salimos del cuartel km 77, y con tres grandes cuestas por culminar, la cuesta de la ermita, la cuesta de los caballos, nueva este año y que yo no sabia como era y la cuesta del cachondeo, todo eso en apenas 24 kms, y ahora si, lo que voy a contar no se puede decir por escrito, hay que vivirlo, no se si voy a encontrar las palabras para describir lo acontecido en las próximas 3 horas.

Ya era de noche, se veían los focos por la sierra, se veía al punto que teniamos que subir, parecía que estaba en las nubes. Empezamos la primera bajada del cuartel para afrontar la cuesta de la ermita, estos dos pedazos de tios y el que escribe íbamos bajando como si de una popular se tratase, no se a que ritmo íbamos, pero si se que adelantabamos gente a pares, increible, cruzamos la via del tren y comenzamos a subir y con la inercia pues casi que no paramos de correr incluso cuando la cuesta se empinaba hacia arriba, tonono se iba quedando atrás poco a poco y peseta y yo subiamos como un rayo, cada 4 o 5 minutos le dábamos una voz a tonono y en medio de la oscuridad se escucha "uuuooooo", que gratificante con el paso que llevamos subiendo y este tio sigue ahí detrás pegado a nosotros como si le fuera la vida en ello.

Con tonono en el km 84, la leyenda empieza a forjarse.
Llegamos arriba a la famosa ermita, detrás de peseta y mia una hilera de focos alumbrando, habíamos marcado el ritmo de este ascenso y ya estabamos arriba como si nada, esperamos a Tonono, pero muy poco tiempo, venía el tio pegado a nosotros, bajamos por el empedrado y ya estábamos en el km 84, en este avituallamiento tomamos un poco de agua, nos hicimos algunas fotos y rapidamente nos colamos en la carretera que nos llevaba a la población de Benaojan, de nuevo dije pasitos cortos y buena respiración y como un resorte los dos empezaron a correr a la par mia, que pena que no llevaramos un gps en ese momento, seguramente nos marcaría que íbamos rozando los 4´o 4´15´´ el kms, que manera de correr a estas alturas de carrera con casi 13 horas ya en el cuerpo, yo no salia de mi asombro marcando ese ritmo y estos dos al lado mia si decir ni muuuu, pero yo sabia que teniamos que aprovechar esto, ganariamos un tiempo bastante bueno, así corriendo entramos en Benaojan, y al poco de entrar, tonono alzando su cabeza, dijo, "ahí está Ramón y Viruel" miramos los tres hacia delante y vimos la camiseta inconfundible de nuestro club incluso cuando es de noche, iban acompañados de otro palaciego que promete mucho el señor Juanma que ya nos ha acompañado en bastantes carreras, nosotros pasamos entre ellos entre risas y de la boca de Ramón, salió el incomfundible sonido de nuestra forma de hablar "iruaaaaaaaaa", ese adelantamento a lo Fernando Alonso dará mucho que hablar en nuestro club.

Llegamos al km 87 siguiente punto de control, allí nos reunimos los 6 palaciegos además de Erica que también iba con nosotros, continuamos corriendo hasta la salida del pueblo y ya teníamos a la vista la siguiente cuesta "la cuesta de los caballos" y que como dije antes la desconocía, así que justo al comenzar le dije a un legionario que cuantos kms tenía y me dije que sobre 1,5 kms o 2 kms, eso para nosotros en las condiciones que ibamos era pan comido, el caballo se iba a quedar en pony, así que comandando la expedición puse un ritmo bastante alto desde el comienzo y las primeras rampas eran bastante duras, poco a poco como en cada subida, esta va colocando a cada uno en su sitio, ramon y juanma se iban quedando junto a Erica, y por delante nos manteníamos Vicente, tonono, peseta y yo.  Yo no paraba de aminorar el ritmo y nos volvimos a quedar peseta y yo delante y tonono y vicente por detrás, aunque yo escuchaba el "toc,toc,toc,toc," de los bastones de tonono, sabía que venía cerca.

Vamos que nos queda pocooooooo.....
Se me ocurre decir que la "cuesta de los caballos" pletorica esperando a los cientouneros, para sacar su guadaña y derrotarlos, se quedó en nada, viendo como 3 pura sangres de raza andaluza acompañados de vicente que decidió ir con nosotros, tenía que rendirse a nuestro paso y eso que no fueron 2 kms, yo creo que fueron 5 o 6 kms , miraras por donde miraras, ahí estaban los focos de los corredores por todos lados, se veian incluso los que estaban subiendo por la ermita. Teniamos Ronda muy cerca, se mascaba algo especial en el aire.

asi poco a poco llegamos al avituallamiento del km 93, otro momento clave que pasó el compañero tonono, allí sentado en un banco, mientras peseta y vicente esperaban a la salida del puesto, él estaba sentado en un banco, parecia más muerto que vivo y yo conocedor del sufrimiento que estaba pasando desde hace más de 50 kms, me acerqué a él y le di los ánimos suficientes para que se levantara de ese banco y con un reanimador que se tomó, ya estaba el tio en pie de nuevo con sus bastones en marcha.

Ahi estabamos los 4 llegando al ultimo avituallamiento km 97,7 donde peseta y yo brindamos con acuarios porque esto estaba casi conseguido, solo faltaban 4 kms a meta y una ultima cuesta la del cachondeo, así que sin mediar más palabras fuimos a su conquista.

Un brindis en un momento especial, quedan 4 kms a meta.
Comenzamos a bajar en busca del tajo de Ronda, donde comienza esta cuesta, por supuesto que ibamos corriendo, a estas alturas parecía más facil correr que caminar, (no lo entiendo pero era así), tonono y vicente detrás a buen paso sin separarse mucho de nosotros. Peseta y yo ya habíamos perdido el respeto a la carrera, esto era un "cachondeo", que cuesta nos marcamos hacia arriba, y cada dos por tres peseta gritaba "tooooo", "viiiiiiii", y en la oscuridad se volvía a escuchar "eeeeeeeeee", iban ahí detrás. Por fin arriba, solo quedaba la gloria del último km, así que ese último km dije que había que hacerlo corriendo, para mi es tradición hacer ese km corriendo y este año no iba a ser distinto.

En nuestro club, (en plan broma siempre y complices en todo momento de nuestras bromas), nos bautizan de vez en cuando con algún nombre. Nos llaman el equipo de los "toreros", porque levantamos los brazos cada vez que llegamos a meta, yo les digo que cuando José Tomas, toree estos 101 kms de ronda, porque de cuerno a rabo todo es toro, y aqui hasta que no cruzas la meta no la has terminado, pues cuando éste la haga será un torero de verdad, también nos llaman ultimamente el "tricicle", pero ¿quien es capaz de sonreir cuando llevas mas de 97 kms con la facilidad que lo hicimos nosotros?, y también nos llaman los senderistas del grupo, pero aqui se ha demostrado que de senderista nada que hay "pe", "to" y "ti" para rato y que corrimos buscando esa gloria, nos convertimos en lobos buscando nuestra presa "la meta", nos convertimos en hermanos de sangre por nuestra complicidad, nos afianzamos en nuestro grupo "LOS GUERREROS DE LA GARRA" que cuenta la leyenda que son "unicos", Por 16 horas fuimos IMPARABLES.



Y junto a Vicente como complice de nuestra llegada, ahí estaba el señor ANTONIO BERNAL GONZALEZ, dedicando esa entrada  a su amigo de infancia y compañero de toda la vida que nos dejó hace una semana Don Antonio del Toro, seguro que le diste esa fuerza que necesitaba mi colega "pe", también estaba ahí el señor MANUEL DOMINGUEZ FALCÓN,  que dedicó esta victoria al hijo de un compañero de trabajo, "alvarito", seguro que le mandó toda esa inocencia que les he contado antes y todo esa convicción y pundonor para afrontar estos 101 kms y bueno ahí estaba yo también que en esa recta final no paraba de acordarme de mi compañero y maestro Don Benito Vela Maestre sabiendo lo que habría disfrutado de esta carrera y deseando que el siguiente año puedos estar juntos otra vez en esta aventura.

Esto es los 101, compañerismo y más compañerismo.
Por cierto 16h03´en meta.
Hubo muchas anecdotas en el camino, algunas me las guardaré, pero no puedo olvidarme de Dani que también hizo su primer 101, yo se que cuando llegamos al cuartel y lo adelantamos, después intentó cogernos y este tio cuando se pone a correr corre y mucho, pero se dió por vencido, lo que no sabía es que nosotros estabamos corriendo creo que casi más que él, pero Dani, eres un superclase lo has demostrado tras los acontecimientos ocurridos.

No me voy a olvidar de nuestro compañero Faustino Gonzalvez, que en el cuartel estaba en camilla con el suero puesto cuando nosotros pasamos, era una pena que no la terminara estando tan cerca, y estando ya en meta recibimos la mejor de las noticias que se pueden recibir, el "fa" ha resucitado y continua en carrera después de 2 horas de siesta" lo recibimos en meta y su cara lo decía todo, era todo felicidad el tio que derroche de energia mostraba, (ahora eso si, llevaba la cara blanca).

No me voy a olvidar de Jeronimo, que aunque en sus participaciones haya tenido malas experiencias ya me dijo ayer que el año que viene volvía. Eres un "guerrero de la garra" con toda la cuerda dada, mamón.

No me quiero olvidar de Antonio Tejero con sus 22 horas de recorrido, este tio es increible, el abuelo del grupo pero una vez más supo torear esta prueba aunque se que cuando llegó a meta lloró como un niño chico, eres humano y un tio grande.

También hacer mención especial a mi amigo y compañero Antonio Iglesias Morón, corredor minimalista que tuve el placer de enseñarle este mundillo, y ayer hizo realidad el sueño de terminar los 101, no sabes lo que me alegro, eres imparable imparable.

Bueno y de todos los demás, Ramón Morales, sorprendió llegando a meta con el poco entreno que había hecho, vicente viruel que cada vez le gusta más venirse con nosotros y aunque pasó un poco de apuro supo solventar la situación como buen finisher de los bandoleros, a duran, que pone el temple en estos temas, al loco de caballero candela que ahí va el tio como un camicace desafiando cualquier camino, a fran cosario por su gran carrera, al que nos pone todos los domingos las tostadas en el managua, el año que viene seguro que lo vuelve a hacer.

En definitiva a todos los que parece que estamos locos por hacer este tipo de carreras, pero que ya lo he dicho antes LO NUESTRO NO ES LOCURA ES PASIÓN.







¡Compártelo!

4 comentarios:

PESETA

Futi gracias y mil veces gracias por ser como eres por correr como corres por escribir como escribes y por acordarte de mi amigo Antonio por Alvarito por acordarte de todos y ser tan humilde. Te deseo lo mejor para ti y tu reto y k sepas k estoy siempre para lo k te haga falta AMIGO.

Anónimo

Futi gracias por acordarte de mi en tu cronica y enhorabuena eres un maquina!!!! me has revivido cada kilometro de la carrera. GRACIAS Y SUERTE EN TU RETO!!! ERIKA

Anónimo

MAQUINAS, MAQUINAS, MAQUINAS...... CxM PALACIEGO

Anónimo

DEDICADO AL UNICO TRIO DE ASES DE LOS PALACIOS.

Cuando la ambicion, la fortaleza y la capacidad de sufrimiento se lleva por dentro ... y por fuera.

Soy consciente que se acaba una temporada muy, muy especial para el Club Atletismo Palaciego, llena de objetivos cumplidos, mucho compañerismo, gran ambiente y colorido. Una lastima no poder haber participado mas de ustedes, mas aun, pensando que la persona clave que ha llevado todo esto a una nivel superior, debido al sobreesfuerzo y dedicacion al que se ha sometido este año, es logico, que tendra un merecido descanso, y que por lo tanto, no la tendremos para que en la proxima temporada nos siga ofreciendo la grandeza de este deporte, de esas carreras y de este club.

Desde aquel primer video, la carrera de Farajan, he seguido a tres grandes corredores y mejores personas de nuestro club, que me han impresionado por todo lo que han conseguido y, sobre todo, como la han conseguido. Empezaron a implicarse en las Ultras y las carreras de montaña, de tal manera, que pareciera que les faltara algo si al siguiente fin de semana no tuvieran alguna. Debido a su insistencia participando en estas nuevas modalidades, incluso se han referido a ellos con algunos calificativos que llegaron a molestarles un poquito.

Me dirigo ya directamente a Ustedes.

Os han llamado senderistas. Si buscamos en el diccionario su significado veremos que se definen asi a los que recorren senderos por caminos y montañas. Nada mas lejos de la realidad, pero vosotros los habeis hecho por largos caminos y grandes montañas.

Os han llamado Tricicle, que por lo visto es un trio que buscan hacer reir a los demas, pues bien, yo os he visto agarrar del brazo a un compañero, el cual estaba con altas pulsaciones, con las manos en las rodillas, sintoma de agotamiento, y lo habeis levantado, con una primera frase le sacais una sonrisa, y con una segunda un carcajada. Con solo este detalle yo os digo que estais un escalon por arriba de los llamados tricicle.

Por ultimo, os han llamado toreros. Tres valientes toreros son los que saltan al ruedo en cada corrida, para jugarse la vida con un toro. Ustedes habeis afrontado todas las carreras con valor, y en todas habeis salido por la puerta grande y con orejas y rabo.

Dice la historia que tres caravelas avistaron la costa, y descubrieron las Americas. Hablan siempre de las tres. Al igual que Ustedes en cada llegada a meta, y cada meta la haceis grande. Sois uno.

Hay una historia que habla de tres mosqueteros que se ayudaban mutuamente, y defendian un gobierno. Lo mismo que Ustedes para poder entrar en meta juntos, y defendiendo los valores en este tipo de carreras.

La historia de este club es corta, pero se hace grande e intensa. Yo os aseguro que vais a permanecer en un lugar privilegiado dentro de ella, por todo lo que habeis demostrado y conseguido, y por como la habeis hecho.

Habeis sido, durante toda una temporada, tres eslabones de una cadena de acero puro o tres cilindros de un coche muy muy potente. FAUSTINO CARMONA, ANTONIO BERNAL Y MANUEL DOMINGUEZ, renombrados como ambicion, fortaleza y sufrimiento, respectivamente.

Espero que, llegado a estas lineas, solo uno de los implicados sea el que se anime a seguir leyendo, ya que no quisiera dar a entender, a los demas sobre todo, lo que no quiero significar. Asi es como lo siento y asi lo escribo.

Para mi, la verdad, pareciera que os habeis reencarnado en los tres Reyes Magos, porque me habeis regalado todo un deleite para la vista y el oido, viendo vuestra forma de correr en grupo, observando vuestros gestos y escuchando vuestras frases, y en la compañia de unos paisajes espectaculares. Me habeis regalado motivacion e ilusion, y tambien clases de compañerismo y amistad. Y habeis conseguido que se me derramen algunas lagrimas, para unos segundos despues, sonreir de alegria. Todo esto es muy grande.

En la cronica de esta carrera me habeis nombrado como maestro, si me considerais asi, yo os digo que Ustedes deberiais ser Premios Nobeles de esta gran deporte.

GRACIAS Y ENHORABUENA.

Publicar un comentario

 

Sobre mí

Nombre: Faustino Carmona Guerrero
F. Nacimiento: 19/05/1974
Localidad: Los Palacios (Sevilla)
Código Postal: 41720
Dirección: C/ Alvarez Quintero, 69
Teléfono: 655 804 885
E-mail: desafioviadelaplata@gmail.com
Corriendo al Límite Copyright © 2012 |