CRÓNICA 8 - 101 KMS LA LEGION DE RONDA

101 KMS LA LEGIÓN DE RONDA

10 de mayo de 2014, principal carrera de ultrafondo en mi calendario, 6 meses atrás desde el diagnostico de la enfermedad de mi madre solamente he disputado 4 carreras, y apenas de mucho kilometraje. 

El equipo del Palaciego antes de la salida.
Tras duros meses, el 29 de Abril  mi madre descansa de su corta o larga enfermedad, no se realmente como fue para ella, lo que si se que se fue tranquila, en paz, o por lo menos eso quiso reflejar porque fue viva hasta los ultimos momentos de su vida. A partir de ese momento siento en mi corazón roto de dolor un pequeño lugar donde hay un poco de paz y serenidad, (ella me lo transmite seguro). Así que tomo la decisión de participar en la carrera, sin saber apenas como voy a estar después de 30, 40, o 50 kms, la verdad no me importa en ese momento, solo quiero correr en soledad, con mis pensamientos y recuerdos de la persona que parece que nunca te va a faltar.  101 kms que pienso serán una odisea imposible de realizar pero que llegue donde llegue estará bien, voy con esa intención. 
sobre el km 24, veo a Duran y su mujer, los animos por las nubes.


El día 4 de mayo, se me ocurre hacer una tirada nocturna de 46 kms a ver esas piernas como responden, me da igual que una semana después sea la carrera, necesito comprobar como me encuentro. Primera parte pasada, después de 5h15 minutos realizo esos 46 kms solo por los campos de noche haciendo el recorrido del Pantano del Aguila y vuelta. Estoy bien, no me lo esperaba, a parte de un dolor bastante grande en los gemelos que me hace hacer los ultimos kms casi andando, todo perfecto. Así que a esperar la cita de los 101 y a ver que pasa. Teniendo siempre en mente que me sobra simplemente con estar en la salida y brindársela a mi madre. 

Con mi Hermano David y mi padre y el km 30


11 de la mañana, en la Salida de la carrera, junto a 3500 corredores y casi 30 corredores palaciegos. El día promete calor. Me coloco lo más cerca posible de la salida, esta vez no voy acompañado por nadie, además quiero hacerla solo, esas 16 horas realizadas el año pasado pueden ser bastante duras esta vez, pero no voy a dejar de soñar y quiero acercarme a ese tiempo, siempre que logre llegar a Ronda. Manteniendome firme en que en el momento que no me encuentre bien o me fallen las piernas abandono.



Se da la salida, pongo mi reloj en marcha y miro al cielo, buscando una respuesta, algo que me indique que voy con las fuerzas suficientes, vuelvo a mirar hacia delante y no siento miedo, esto ha comenzado no hay marcha atras, voy y quiero sentirme lo mejor posible durante el maximo tiempo.



Nunca he estado tan cerca de los primeros pero la carrera sale rápida, yo quiero llevar un ritmo de aproximadamente 6 minutos el km, es fuerte para las condiciones que llevo pero repito que me da igual, y así voy saliendo de Ronda, conforme pasan estos primeros kms se me acerca el compañero Roberto y junto a él hago bastantes kms, sobre el km 10 le comento que me duelen los cuadripces bastante, supongo que será de la paliza de la semana anterior, vamos casi a 6 minutos, pero continuo a ese ritmo. Nos vamos acercando al km 22, seguimos juntos y mantenemos el ritmo, el calor aprieta bastante, procuramos estar lo mínimo posible en los avituallamientos, solo rellenar los bidones y continuar la marcha sin paradas. 

Pasando por Setenil, km 58


Llevo unos kms que ocurre algo en mis piernas, no siento dolor, el ritmo es cíclico y perfecto, me doy cuenta de que voy bastante bien, Roberto se ha quedado un poco atrás, yo no voy a aflojar el ritmo, voy hacia delante llegue a donde llegue y ese es el ritmo que quiero llevar. 



Me encuentro a Jose Manuel Durán y su esposa, este año le toca mirar desde la barrera, una alegria enorme inunda mi cuerpo, me dan ánimos, los dejo detrás, llevo las pilas cargadas a tope, voy en dirección a Arriate, allí me esperan mi padre, mi hermano y Eloisa, motivo suficiente para seguir corriendo y que me vean llegar en buenas condiciones. Por fin llego, han pasado 30 kms, llevo 3 horas y 15 minutos, me siento pletorico, mejor de como me esperaba, Elo me ha preparado un bocadillo de tomate y jamon york con un poco de melón fresquito, estoy parado sobre 10 minutos, es hora de continuar, próxima parada Alcalá del Valle.



Nada más salir de Arriate me encuentro con la primera cuesta seria, son solo sobre 4 kms pero el calor la hacen más dura de lo que es, empiezo subiendola a un trote suave pero pronto se hace demasiado empinada y veo que no merece la pena seguir corriendo por lo que decido ir andando a un ritmo vivo. El calor hace mella, vas viendo a compañeros por la cuneta vomitando, con tirones en las piernas, algún que otro desmayo, ves que están perfectamente atendidos y solo quieres agachar la cabeza y no ver el cuadro que tienes ante tus ojos, así llego hasta arriba, me hidrato bien, y ha llegado el momento de volver a correr. Son casi las 4 de la tarde, el sol en su máximo esplendor intenta aguarte la fiesta pero mi cuerpo quiere más, mi ritmo sigue siendo bueno, sobre 6:30 el km. Estoy en un momento que casi no me creo lo que el cuerpo puede aguantar, me encuentro bastante bien, así llego hasta Alcalá del Valle, km 50 de carrera en 6 horas, no está nada mal, he cumplido con creces me digo, allí están el compañero paquito y dani que me dan mucho ánimo para continuar. Mi equipo de logistica está esperandome con el melón fresquito, en este punto de carrera no quiero nada más, solo melón, otros 10 minutos y de vuelta a la carrera.

Con Candela y Durán, en Setenil de las Bodegas.


Voy dirección Setenil de las Bodegas, sobre el km 59, el camino es perfecto para rodar y así lo hago, salvo alguna cuestecita todo el camino lo hago corriendo, aunque mi ritmo es un poco más pausado, sigo alucinando por como está respondiendo mi cuerpo, entro en Setenil y allí tengo de nuevo al compañero Durán y Candela en medio de una calle llena de bares con la gente tomando sus copas y tapas, parece raro, es una estampa peculiar, después de los ánimos voy en busca de mi equipo, salgo del avituallamiento y elo decide acompañarme los 20 kms que faltan hasta el Cuartel de los legionarios.

Con Elo en Setenil justo antes de
acompañarme durante 20 kms


Este tramo si es un tramo difícil, practicamente en continua subida, hay que hacerlo muy bien para no quedarte después sin fuerzas. Elo tuvo un percance con su tobillo en Arriate, aún así decide acompañarme con el tobillo hinchado, esto hizo que yo también tomara precauciones con ella y mantuvimos un ritmo cómodo, aunque los últimos 7 kms antes de llegar al cuartel son cuesta abajo, los hice junto a ella, quizás el destino hizo que me tomara ese tramo tranquilo por lo que llegué al km 75 en 10 horas justas, la primera vez que llegaba con la luz del sol al cuartel, que sensación más increible, recogí mi frontal, de nuevo un poco de fruta y ahora si tocaba afrontar los últimos 25 kms, (gracias elo por esos 20 kms que se pasaron volando).

llegando al Cuartel, con la luz del sol, una pasada.


Salí del cuartel bastante rápido, mi cuerpo estaba muy bien, nada de ampollas, piernas bastante enteras y con muchas ganas. Ya tenía en el horizonte la cuesta de la Ermita, estaba ya anocheciendo, las primeras estrellas se veían en el cielo, mi ritmo era muy bueno en estos momentos, no pude evitar llorar como un niño chico, durante al menos 5 minutos, mi mirada una y otra vez se iba a las estrellas, buscando tal vez una respuesta, pero la respuesta era evidente, "continua". 



Afronto la subida de la Ermita prácticamente todo el tiempo andando pero a un ritmo bueno, voy dejando atrás a algunos ciclistas, pronto llego arriba y comienzo a bajar, de nuevo voy corriendo, buen ritmo, estoy llegando a Benaojan, allí me espera de nuevo mi equipo. km 87, paro a comer algo y descansar un poco, llevo 12 horas y me quedan 14 kms, en ese momento me alcanzan dos compañeros de club, Ramón y el Notario como lo conocemos en el club, y decido ir con ellos, pero el ritmo que llevan es un poco más rápido del que yo llevo y sobre el 90 decido parar a caminar, estoy en la cuesta de los caballos, estoy teniendo mi primer bajón serio pero me tranquilizo, miro una y otra vez al cielo, eso me da tranquilidad y paz, estoy bien acompañado, se que en el avituallamiento del 92 hay cafelito con leche y eso es lo que quiero ahora.

Escasos 300 metros para cruzar la linea de llegada.


Llevo rato haciendo números, eso se me da bien y me ayuda a evadirme un poco, puedo lograr bajar de las 15 horas, impensable 13 horas atras en la salida, llego al avituallamiento tranquilo y me pido ese café con leche, me siento en uno de los bancos a tomármelo tranquilo, me esperan 9 km sin perder mucho tiempo si quiero bajar de esa barrera. Terminado el café y algunos estiramientos ha llegado el momento de la verdad, de correr o morir como leí alguna vez, decido que voy a parar a andar muy pocas veces, y así lo hago, llego al 96 sin prácticamente andar, allí brindo porque se que entro en meta y porque se que no he ido solo todo el tiempo y porque me has dado la fuerza para lograrlo, ahora miro el relój llevo 14 horas 16 minutos, me faltan 44 minutos para hacer los últimos 5 kms y con la cuesta del cachondeo por el medio. 

Con mi equipo de apoyo en meta.


Dejo que mis piernas vayan al ritmo que quieran, la noche es espectacular, quiero saborear estos kilometros finales, me tiro a tope hacia abajo, voy sin control pero controlando, voy cansado pero sin estarlo, cada paso me siento más fuerte, llego al tajo y empiezo la cuesta, primero corriendo hasta donde me permiten las piernas pero hago un buen trozo, después andando pero muy rápido, sin darme cuenta estoy en las calles de Ronda y como vengo haciendo en las seis ediciones anteriores esa ultima calle hay que hacerla corriendo hasta meta, todavía hay gente en las calles, mi prima Cristi y David me sorprenden a escasos metros de meta, voy en una nube, una vez más miro al cielo y sonrio, entro en el parque, allí está mi padre, mi hermano y elo, mi equipo que no se ha separado durante todas estas horas, además están Jero y Faustino Gonzalvez, alzo los brazos y le mando un beso a mi madre, mi guía, mi inspiración y mi fuerza en toda la carrera. Al final me sobraron 7 minutos. Simplemente feliz y en paz. 



101 la legion 2014 por f100000042732002

¡Compártelo!

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Sobre mí

Nombre: Faustino Carmona Guerrero
F. Nacimiento: 19/05/1974
Localidad: Los Palacios (Sevilla)
Código Postal: 41720
Dirección: C/ Alvarez Quintero, 69
Teléfono: 655 804 885
E-mail: desafioviadelaplata@gmail.com
Corriendo al Límite Copyright © 2012 |